Consejos para la piel después del verano

Consejos para la piel después del verano

843
0
Compartir

Hoy os traemos una entrada muy interesante y más en la época en la que nos encontramos de la mano de nuestra amiga M. Paz Pellús García farmablogger en DermoFarmaBlog.

Llegó septiembre y con él la vuelta al trabajo. Atrás quedaron los días de sol, la playa, los cócteles en el chiringuito…

También la hora de cuidar y reparar nuestra piel. Vamos a contaros unos cuantos tips para reparar todos los daños que el sol ha provocado (aunque no te hayas dado cuenta) en tu piel.

¿Sabías que tomar el sol entre 5-10 minutos al día es suficiente para metabolizar toda la vitamina D que necesita nuestro organismo para absorber el Calcio?

Pero una vez que aumentamos el tiempo de exposición, empiezan a aparecer otras facetas que ya no lo hacen tan beneficioso.

Por todos es sabido que la piel tiene memoria y que una exposición inadecuada puede llevar consigo la aparición de manchas, arrugas e incluso conducir a cáncer. Es importante, por ello, estar bien protegidos frente a las radiaciones si vamos a pasar cierto tiempo expuestos. Además ayudaremos indirectamente a nuestra piel a hidratarse, ya que cuanto más tiempo estemos al “solete” más deshidratados acabaremos.

Bien, vamos a lo que nos interesa. ¿Qué debemos hacer una vez pasado el verano?

El primer pensamiento que nos viene a la cabeza es: “No quiero perder mi moreno!”. Un apunte, cuanto más hidratada esté nuestra piel, más tiempo durará nuestro bronceado. Es por lo que debemos cuidarnos durante todo el año. Hoy en día existen productos de fácil y rápida aplicación adaptados a la vida moderna. Os hablo por ejemplo de Nivea Bajo la ducha, que podéis usar bajo el agua, o Ureadin Spray and Go!, que se absorbe de manera súper rápida para que puedas vestirte enseguida.

Pero no nos desviemos, lo primero que deberíamos realizar es una exfoliación de todo el cuerpo. Y no, no perderemos el moreno, simplemente eliminaremos las células muertas y nos permitirá lucir una piel más sana; ya que afinaremos su textura. Y me refiero a exfoliación tanto del rostro como del cuerpo. Podemos usar hidratantes autobronceadoras o productos que nos den algo de color, si queremos prolongar nuestro bronceado un poco más. Como productos exfoliantes te recomiendo Gomamage Crushed Cabernet de Caudalíe y de autobronceador, las famosas y prácticas toallitas de Comodynes.

Después de la exfoliación debemos nutrir nuestra piel. Y con nutrir nos referimos a usar productos que presenten en su composición algún tipo de aceite que le confiera estas características. A mí por ejemplo me encanta Ideal Body de Vichy, tanto el formato Leche como el bálsamo, ambos tienen 10 aceites esenciales que hidratan, alisan y suavizan la piel, además de Ácido Hialurónico para retener agua.

¿Y qué hacemos con nuestro cabello?

Nuestra melena tampoco se va a librar de los efectos nocivos del sol, el salitre y/o el cloro.  Estos tres agentes debilitan y disminuyen el brillo y el color (aclaran el color de nuestro pelo) por lo que al menos una vez por semana deberíamos aplicar una mascarilla hidratante y reparadora, y lavarnos el cabello con productos específicos post-solares o que cumplan con las características anteriores. René Furterer tiene entre sus productos la gama Solaire, que se encarga de reparar los daños provocados durante el verano. Con extracto de palma, cimentrio y fosfolípidos, combate los cabellos secos y castigados. Si deseas algo más general, que aporte nutrición extra a tu melena, mascarillas a base de Manteca de Karité o Aceite de Argán, aportarán brillo y fuerza a tu cabello. Lo ideal sería combinar tratamientos de este estilo con un saneamiento de puntas, y aprovechar también para lucir nuevo look.

Tampoco debemos olvidar el papel que juega la alimentación en la rehidratación de nuestro cuerpo a partir de zumos de frutas naturales y agua, para evitar tener aspecto envejecido.

Tomar muchos cereales y legumbres, pues son ricos en Magnesio, que actúa bloqueando os radicales libres y ayudando a pigmentar la piel. Así como omega tres, presente en el aceite de oliva, frutos secos, pescado azul (salmón, atún, caballa, sardinas..), aguacate, soja y germen de trigo; pues aportan elasticidad a la piel y proporcionan un aspecto saludable.

Por otra parte, importantísimas las frutas: Los cítricos te aportarán vitamina C y E. Los frutos rojos, anti radicales libre, son ricos en Proantocianidinas, que se encargan de fortalecer y conservar el colágeno. Los tomates, ricos en Licopeno (responsable de su coloración, así como de las sandías, fresas y cerezas); al frenar la división de las células producida por radiaciones, previene lesiones tipo cancerígeno y disminuye la rugosidad de la piel.

Y por último, las zanahorias. Con su alto contenido en Provitamina A o Beta-Caroteno, que se convertirá posteriormente en retinol, será el responsable de activar la melanina, favoreciendo el bronceado, además de disminuir las manchas solares y proteger del sol.  Otros alimentos ricos en este activo serían la calabaza, melocotón y perejil, y las verduras de hoja verde como las espinacas, las acelgas y el brócoli.

Y con esto sólo me queda decirte: Bienvenid@ de nuevo a la rutina!

Ya sabéis desde FarmaTips os recomendamos visitar su blog ya que encontraréis muchísimos consejos sobre cosmética que os ayudarán a tener un cuerpo sano complementándolos con todo lo aquí aprendido.