La acetilcisteína

La acetilcisteína

2270
0
Compartir

Mis pacientes lo llaman de muchas formas, los sobres de los mocos, los sobres del tabaco, fluimucil, flumil… Pero todos ellos se refieren a lo mismo, la acetilcisteína.

Y dirás ¡ah claro! Ya me suena, pero…

¿Qué es? ¿Cómo actúa?

Pues bien, la acetilcisteína es un mucolítico que se emplea para fluidificar las secreciones bronquiales excesivas y/o espesas ya que rompe los enlaces disulfuro presentes en el moco reduciendo su viscosidad y facilitando su expulsión.

¿Para qué se usa?

Está indicada en el tratamiento de:

  • Bronquitis aguda y crónica.
  • Exceso de mucosidad en gripes, resfriados o procesos alérgicos.
  • EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).
  • Enfisema pulmonar.
  • Intoxicación por paracetamol (fármaco analgésico con propiedades antipiréticas).

Posología:

  • Adultos: 200 mg 3 veces al día o 600 mg en una sóla administración.
  • Pacientes entre 12 y 18 años: 200 mg 3 veces/día.
  • Niños de 2 a 12 años: 100 mg 3 veces/día.

No usar en:

  • Menores de 2 años.
  • Pacientes con úlcera gastroduodenal, es decir, úlcera de estómago o intestino.
  • Asmáticos.

Embarazo y lactancia:

Sólo debe utilizarse cuando a criterio del médico los beneficios superen los riesgos que se corren con el tratamiento.

Interacciones:

A pesar de ser un fármaco que presenta pocas interacciones no debe administrarse junto con antitusivos ni medicamentos que disminuyan las secreciones bronquiales ya que pueden agravarse los síntomas respiratorios.

Efectos secundarios:

Es un fármaco bastante seguro presentando pocos efectos secundarios. Los más frecuentes se presentan a nivel gastrointestinal como náuseas, dolor abdominal, etc.

Fuentes:

No olvides seguirnos en las redes sociales, darle a me gusta y compartirlo con tus amigos :)

Ahora también tenemos canal de YouTube, así que no olvides SUSCRIBIRTE, es gratis y me ayudarías mucho!!